“Asturias puede ser la puerta de la península ibérica para la Europa continental”

ENTREVISTA
JORGE GARCÍA LÓPEZ
Viceconsejero de Infraestructuras, Movilidad y Territorio del Principado de Asturias

Natural de Urbiés, (Mieres 1985), Jorge García López es desde septiembre del pasado año 2020, Viceconsejero de Infraestructuras, Movilidad y Territorio del Principado de Asturias. Anteriormente, en el mismo gobierno presidido por Adrián Barbón, fue director general de Movilidad y Conectividad.

Arquitecto de formación y profesión, que desempeñó durante algunos años en Francia y Bruselas, ha sido durante cuatro ejercicios presidente de AeroAsturias, asociación para el fomento y difusión de las conexiones aéreas en Asturias.

–¿Qué representa la idea de Asturias como polo de desarrollo logístico en el sur de Europa?
–Asturias puede ser la puerta de la península ibérica para la Europa continental. Tenemos las infraestructuras portuarias y la capacidad para que estas crezcan y se desarrollen. Contamos con una zona logística, la ZALIA, cuyo desarrollo, en vías de solucionarse, permitirá dotar a ambos puertos de una plataforma de apoyo para las empresas del sector; tenemos el ferrocarril vertebrador de los puertos, la ZALIA y la meseta a través de los túneles de Pajares que harán competitivo el sector de las mercancías ferroviarias y tenemos la intermodalidad a un transporte por carretera que siempre ha respondido y contribuido al dinamismo de los sectores económicos de Asturias; lo hizo en el pasado y será pieza clave en el futuro.
–La noticia de la implantación de gran centro logístico de Amazon, en Siero, ha sido una de las pocas esperanzadoras en los últimos meses. ¿Qué puede aportar a la región y representar en el futuro?
–El hecho de que Amazon haya elegido Asturias para su nuevo centro logístico –a priori uno de los mayores de Europa tanto en extensión como en empleos-, supone, en efecto, una muy buena noticia. La elección no ha sido fortuita, si no que ha estado condicionada por las buenas comunicaciones por carretera del polígono de Bobes, en Siero, y por la proximidad de los puertos de Gijón y Avilés. La influencia de este centro logístico en el Noroeste de España, incluso en Portugal, será positiva para nuestro transporte de mercancías por carretera.
–¿Cree que Amazon puede encontrar sinergias con la Zalia, revitalizar el área y complementar esfuerzos?
–Junto con el polígono industrial de Bobes, en Siero, la Zalia, en Gijón, es el área industrial y logística más relevante del centro de Asturias. Como sabéis, el Gobierno de Asturias está construyendo en plazo los accesos a la zona logística por La Peñona, que se prevé finalicen esta primavera. Nuestros presupuestos de este año reservan 4,7 millones para obra y más de 755.000 euros para expropiaciones. Existe también una partida de más de 18.000 euros para actualizar en este ejercicio el proyecto del acceso a Zalia por El Montico.
–En esta tesitura, facilitar el acceso a los puertos será aún más necesario. ¿Cuáles son y cómo evolucionan los planes de la Consejería para su puesta en marcha?
–En paralelo a nuestros avances en los accesos a Zalia, la Autoridad Portuaria de Gijón está supervisando el proyecto para construir el vial de Jove para acceder a El Musel de manera soterrada. Más a corto plazo, el Gobierno central se ha comprometido a tener listo este año el nuevo proyecto para desdoblar la AS-19, que une Gijón y Avilés, entre los enlaces de Lloreda y Veriña. Se trata de una actuación primordial para mejorar la conectividad de la Zalia y del puerto de Gijón por ese futuro vial. Los puertos de interés general del Estado de Gijón y Avilés deben contar con unas infraestructuras viarias de acceso de la red general del Estado que permitan una mejor movilidad en sus tránsitos y accesos.
–Sabemos que la Viceconsejería tiene gran interés en todos los temas relativos a la movilidad urbana, desde Asetra nos preocupa mucho cómo coordinarla en toda la región, cuando sólo en el centro, cuatro ciudades la entienden de forma diferente y con distintas normas.
–La concurrencia de factores como la diversidad de modos de transporte públicos, privados e híbridos, las nuevas configuraciones urbanas o formas de entender el territorio, e incluso las exigencias de la distribución de mercancías asociadas a los nuevos modelos de negocio evidencian la necesidad de promover cambios estructurales y de avanzar en estrategias de desarrollo metropolitano. Desde el Gobierno de Asturias llevamos tiempo trabajando en la búsqueda de consenso y en la provisión de fondos y tecnologías para desarrollar una nueva movilidad, con proyectos piloto que ya se encuentran iniciados en áreas como la de Avilés.
–Hace mucho, por cierto, que no se habla del desarrollo del Área Central de Asturias, como concepto, ¿se ha quedado relegada a causa del COVID, o de otro tipo de razones presupuestarias?
–En absoluto; todo lo contrario. Nuestra apuesta es desarrollar un área metropolitana central que ya existe de facto. A corto plazo hemos optado por concretar esta apuesta en un impulso decidido a las nuevas políticas de movilidad con cuatro partidas destinadas a subvencionar a los ayuntamientos de Oviedo, Gijón, Avilés y Siero, por un importe de 420.000 euros para acciones en materia de movilidad. El objetivo no es otro que impulsar el Área Metropolitana de Asturias con el transporte como nexo vertebrador. En esta primera fase lo haremos mediante la concesión de subvenciones a los ayuntamientos más poblados para mejorar su movilidad.
–Otro de los temas relevantes para su consejería y Gobierno asturiano, en general, es la incorporación de las energías verdes a las actividades industriales, incluido el transporte. ¿Sabemos cómo va a afectar al sector a corto y medio plazo? ¿Va a existir un plan de ayudas específico para el mismo?
–Uno de los desafíos a los que ha de enfrentarse el sector de la movilidad esta intrínsecamente relacionado con el cambio de modelo energético que se está produciendo y que debemos entender como una oportunidad. La normativa europea relativa a la calidad del aire ambiente establece las directrices por las que se deben definir planes y programas para restablecer los niveles de calidad del aire en aquellas zonas donde se superen los valores legislativos de referencia. Uno de los sectores más condicionados por la aplicación de estos planes es sin lugar a dudas el del transporte, que deberá adaptarse en los próximos años a las medidas derivadas de dichos planes.
Las políticas públicas, también las nuestras, apuestan ya por una renovación ordenada de las flotas, de manera que los vehículos menos eficientes se vayan sustituyendo por aquellos que utilizan combustibles alternativos, que son la mejor opción a la hora de alcanzar el objetivo de cero emisiones. En este contexto, es importante acompasar tiempos y necesidades para conseguir que los planes de incentivos económicos y de fomento de la infraestructuras de recarga asociada no pongan en riesgo a la industria de la automoción y del transporte por carretera.

–¿Qué opinión se tiene desde la Consejería del papel que ha jugado el transporte durante la crisis del COVID?
–Hablamos de un sector esencial que no sólo contribuye de manera importante al crecimiento económico y a la creación de empleo, sino que también evita la escasez de productos básicos, incluidos los alimentos y los suministros médicos, así como de una amplia gama de materiales de los que dependen las empresas y los consumidores. En la batalla contra la pandemia los transportistas habéis sido descritos en algunos foros como “los héroes anónimos de la carretera”. En este sentido, aprovecho esta oportunidad que me brindáis para haceros llegar nuestro profundo respeto y reconocimiento por el trabajo realizado en estos difíciles momentos.
–Como sabe, para todos nosotros las iniciativas que propician la multimodalidad son muy importantes. ¿Qué se puede hacer desde la Administración asturiana para su impulso definitivo?
–La creación de grandes terminales portuarias conectadas con los centros de producción y consumo por carretera, ferrocarril y vía fluvial ha impulsado un extraordinario desarrollo del transporte multimodal en los últimos años, entendido este como la articulación entre diferentes modos de transporte, a fin de realizar las operaciones de trasbordo de materiales y mercancías desde su procedencia hasta su destino de manera más rápida y eficaz, utilizando para ello más de un medio de transporte (terrestre, marítimo, fluvial, aéreo).
Desde un punto de vista normativo, el desarrollo de la Ley del Principado de Asturias de Transportes y Movilidad Sostenible y sus instrumentos de planificación asociados (como la Estrategia de Movilidad Sostenible del Principado de Asturias o el Plan de Movilidad Sostenible del Área Metropolitana Central de Asturias) permitirá una gestión integral de los servicios de transporte entorno a una red intermodal que reduzca costes, tiempos y molestias a los ciudadanos.
En este contexto, la puesta en marcha de la ZALIA, situada en un lugar geográfico excelente entre los dos puertos asturianos de Gijón y Avilés, también será una pieza clave. El desarrollo de esta zona logística es un objetivo compartido por diversos agentes sociales, económicos y profesionales, entre los que sabemos que os encontráis vosotros: los transportistas por carretera.
–Varias voces se han haciendo oír durante los últimos meses sobre el papel de los puertos asturianos, algunas de sus ineficiencias y potencialidades sin explotar. ¿Podemos estar perdiendo definitivamente un tiempo fundamental para su posicionamiento en Europa?
–Los puertos asturianos juegan un papel fundamental como dinamizadores de la economía de la región. Durante los últimos meses la huelga en la terminal de contenedores en Bilbao ha afectado a la operativa del puerto de Gijón. La autoridad portuaria y su presidente han movilizado todos los recursos posibles para que las afecciones fueran las mínimas, pero no podemos obviar el funcionamiento de las grandes navieras y sus centrales de compra. Me consta y respaldo la labor y el trabajo que las autoridades portuarias realizan en favor de Asturias.
–Sobre la última de las decepciones en materia logística destaca el final de la Autovía del Mar. ¿Desde la administración asturiana se puede hacer algo por su recuperación?
–El Principado de Asturias continúa manteniendo reuniones y contactos con representantes de Puertos del Estado y de la Autoridad Portuaria de Gijón para restituir una conexión cuyas expectativas de mercado se han visto enormemente afectadas por la situación sanitaria.
El año pasado, antes de la pandemia, la naviera Balearia estaba realizando una prospección de mercado y una valoración económica que completara la información con la que trabajaban puertos del Estado, Autoridad Portuaria de Gijón y Principado de Asturias. Se preveían entonces diferentes horizontes temporales y escenarios de viabilidad del proyecto tomando como referencia el periodo en el que la anterior conexión estuvo operativa.
En los primeros días de marzo las partes hemos vuelto a reunirnos para buscar alternativas más realistas de acuerdo a la situación actual, que tomen en consideración los tiempos de recuperación de los tráficos de mercancías y, muy especialmente, marítimos.
–En materia de infraestructuras de transporte interior, tanto de viajeros como mercancías, se aborda también de cuando en cuando la recuperación y potenciación de FEVE. ¿Tiene algún viso de realidad? ¿Sería imaginable su coste?
–En materia ferroviaria creo que si bien dista mucho de estar todo hecho, hay sobrados motivos para un moderado optimismo. Venimos de una situación en la que, a pesar de contar con un plan de infraestructuras ferroviarias en los núcleos de cercanías 2017-2022, la inversión ferroviaria se focalizaba en Asturias, pero también en el resto del Estado, en la expansión y llegada de la Alta Velocidad a las capitales de provincia. Durante años se desatendieron las necesidades de la red de cercanías, sujeta a un mantenimiento más o menos ordinario.
La situación cambia de manera significativa desde la puesta en marcha en octubre de 2019, y a instancias del Gobierno de Asturias, de un plan de choque del que se han realizado trabajos y mejoras que han logrado una importante reducción de incidencias y supresiones de servicios, vitales para devolver la confianza a los usuarios. Además, los presupuestos del Estado destinan este año la nada desdeñable cantidad de 71,5 millones para esta red. De ellos, 23,4 millones se dedicarán a renovar la línea Gijón-Laviana, concluyendo el tramo soterrado a su paso por Langreo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar un formulario se solicitan datos como tu correo y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en próximos envíos. También se almacenan en nuestro servidor de correo en forma de email para poder dar una contestación a su consulta. Por ello debes de aceptar nuestra Política de Privacidad.
Responsable de los datos: ASETRA y CFT. Finalidad: Responder a solicitudes del formulario. Legitimación: Tu consentimiento expreso al enviar el formulario. Destinatario: rgpd@asetra.es. Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.